Una preboda diferente.

Cuando Neus y Gabi me comentaron que  la idea que se les había ocurrido para la preboda, no puede más que aplaudir la iniciativa y ponernos, todos, manos a la obra para que resultase lo más divertida posible.

Ellos buscaban algo “diferente” a lo que suele ser habitual, y siendo Gabi un gran cinéfilo ¿qué mejor que plasmar algunas de las escenas más conocidas del cine en forma de sesión de estudio?

Había que abstraerse, para ello, de todo decorado o bien reducirlo a la mínima expresión.

¿Lograríamos el objetivo de que todo el mundo acierte las películas que citábamos? No lo se, pero lo que si que puedo decir es que pasamos un muy buen rato haciendo fotos. Y eso está muy bien.

Aquí algunas muestras: ¿Y tu? ¿Sabes de qué película se trata?