De sorpresa en sorpresa.

Si hubo algo que, desde luego, no faltó en la boda de Neus y Gabi fueron las sorpresas.

Incluso conmigo, desde el primer momento, me sorprendieron con las ganas (y la iniciativa suficiente) de plantear nuevos retos y propuestas inesperadas… ¡fantástico!

La boda se desarrolló, ceremonia y banquete, en los salones Siglo Veintiuno de la Alcúdia, pero ambos habían salido desde la cercana ciudad de Algemesí, casi enfrente uno de otro. Aunque tuvimos un susto en forma de “cuatro gotas de agua” la verdad es que la cosa no fue a más y todo el mundo pudo disfrutar de los jardines y la buena temperatura que,  en Octubre, todavía hace en la comunidad valenciana.

Iban a desplazarse en sus coches particulares, pero llegaron montados en un precioso coche clásico ¿cómo? ¡sorpresa!.
También hubieron sorpresas para los padres, hermanos, de novio a novia, viceversa, de parte de los amigos, hacia los amigos…

Aquí sólo presento un resumen, pero ellos, por supuesto, podrán rememorar todas y cada una de ellas viendo el reportaje completo.