Un paseo fotográfico por Valencia.

Siempre recordaremos aquella mañana de finales octubre, entre otras cosas, por el frío que pasamos todos… gélida como pocas, una ola de frío siberiano en toda regla nos sorprendió a todos.
Especialmente Sara, que hizo un gran esfuerzo por contener los tiritones y sacar su mejor sonrisa. Por suerte contaba con la ayuda de sus hermanas que, bien provistas de mantas y capotes, corrían a abrigarla entre foto y foto.

Comenzamos al amanecer desde el Puente del Mar en Valencia y desde allí recorrimos las tranquilas (a esas horas, si) calles del centro, buscando rincones conocidos y otros menos conocidos.

El resultado quedó plasmado en un bonito libro especial, y una de mis postbodas preferidas que por eso selecciono aquí.

Postboda de Sara y Juan