Una preboda de Estudio.

Aunque lo habitual para las prebodas es salir, también, al exterior a recorrer algún lugar que haga de bonito decorado para las fotografías, personalmente prefiero dejar esa opción para la postboda y aquí abstraer a los protagonistas, Pablo y Mar, de cualquier decorado y para ello el estudio cobra utilidad y se convierte en pieza fundamental.

Blanco y Negro. Negro y Blanco. Sobre esos dos colores primarios, y también algún que otro matiz de color, comenzamos a conocernos y yo comienzo a descubrir la belleza, interior y exterior, de los que luego serán marido y mujer.

Me gusta poner esta preboda como ejemplo de todo ello y estoy convencido de que a ti también te gustará.

Preboda de Mar y Pablo